Un pestañeo

Parpadear-es-bueno-para-los-ojos

Sus ojos se asomaron a los míos,
clavando su mirada en un instante;
mi cuerpo se llenó de escalofríos
al bajar los luceros del semblante;
y hasta mis ojos, tristes y sombríos,
ardieron como el fuego más brillante.
Me enamoré de un leve parpadeo,
de dos mariposas…, y su aleteo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s